Crítica de un héroe de Malvinas: “La Fuerza Aérea está peor que el país”

0
40

Jorge Barrionuevo es piloto y fue uno de los protagonistas del hundimiento de un importante buque inglés.

Escuchar sus anécdotas hace que cualquiera sienta orgullo por el valor que tuvo junto a sus compañeros. Conocer la forma en la que combatió y los medios pobrísimos que tuvo hacen que ese orgullo se acreciente. Y a pesar de que admite que las cosas que hicieron durante el combate de Malvinas “rayaron la locura y el suicidio”, sus frases hacen ver que no se arrepiente en lo más mínimo de haber “defendido la Patria”. Jorge Barrionuevo es piloto de la Fuerza Aérea y fue uno de los protagonistas de la Guerra de Malvinas, pues fue parte del grupo argentino que hundió el Coventry, un buque inglés que era importantísimo para el ejército enemigo. Barrionuevo, quien hoy visitará San Juan para dar varias charlas sobre liderazgo (ver aparte), habló con DIARIO DE CUYO sobre su historia y cómo el dolor del enfrentamiento bélico fue transformado en fuerza para homenajear a todos los caídos. Durante su charla contó el dolor que siente al ver el debilitamiento de la Fuerza Aérea Argentina que para él “está peor que el país”. 

“La planificación fue muy buena y la ejecución fue excelente. Además, hubo una gran dosis de suerte, osadía y valor. Sabíamos la defensa que tenían esos dos buques. Tenían misiles de 30 kilómetros y hasta de 2 kilómetros”, contó al relatar cómo fueron esos momentos. Sobre las carencias que tenían sus equipos y sus aviones dijo que las naves argentinas tenían seudonavegadores, que funcionaban con antenas que sumaban errores cuando se alejaban de las bases. “Teníamos un excelente entrenamiento para volar con cartas de vuelo -como mapas- en los que nosotros marcábamos la trayectoria con fibrones. Esas cartas de navegación eran de papel, nosotros las plastificábamos para no romperlas cuando las marcábamos, pues luego las borrábamos para reutilizarlas”, contó y dijo que todo esto les sirvió para ser reconocidos en todo el mundo por la hazaña que lograron. Comentó que recibieron muchas felicitaciones, incluso de soldados británicos, por la tarea que hicieron durante el conflicto. 

Hablando de la actualidad, Barrionuevo comentó que siente dolor por cómo se encuentra la Fuerza Aérea. “Lamentablemente está peor que el país. No puedo creer que la conducción política desde 1982 no haya previsto tener un mínimo de las fuerzas armadas operativas para defender al país. Es como si no tuviéramos seguro en el auto. Creo que no va a haber conflicto bélico, pero cuando las autoridades se sientan en las mesas de negociaciones se mira lo que tiene atrás el diplomático. No tenemos respaldo para discutir”, dijo y comentó que eso “lastima”. “Duele porque nosotros luchamos por la grandeza del país. No somos los salvadores, pero la historia siempre se recibe con las armas”, concluyó. 

El 2 de abril de 1982 quedó marcado en su historia. Ese día se enteró, a pocos meses de ser habilitado como piloto apto para el combate (en diciembre de 1981), que iba a ser parte de la guerra. “Nos enteramos que habíamos recuperado Malvinas. Políticamente estaba mal, pues la Fuerza Aérea se enteró el mismo día que el resto de los argentinos. Ese día nos dijeron que nos debíamos sentar a estudiar y evaluar los elementos que los británicos tenían tanto aéreos, terrestres y navales, para ver qué nos correspondía hacer a pesar de las limitaciones que teníamos para entrar en el mar”, dijo y contó que hicieron varias prácticas para volar sobre el agua, en la previa de su actuación. Tuvieron menos de un mes para eso. 

“Cuando comenzó la guerra para nosotros -el 1 de mayo- fue todo muy violento. Empezamos a perder compañeros el 12 de mayo y fue bastante duro”, dijo y recordó el nombre de cada uno de los pilotos que murieron en el combate de las Islas. “En mis charlas siempre cuento, porque si llegué hasta acá con vida es para dar testimonio y relatar cómo fueron cayendo mis compañeros, que hubo hombres que no estaban destinados con nosotros, pero pidieron ir a combatir. Esa hidalguía es para tenerla en cuenta. Son valores que se deben reconocer”, agregó y comentó que el 25 de mayo de 1982 fue el día D para él y para el país, pues la Fuerza Aérea pegó un duro golpe a la armada inglesa. “Si vamos a lo profesional el hundimiento del Coventry es el logro más grande de la Fuerza Aérea Argentina. Fue increíble que 4 aviones obsoletos, con bombas rudimentarias, hundieran un buque 0 km y que dejara fuera de combate una fragata porque no servía más”, dijo y agregó que el coraje fue fundamental en ese momento. 

El buque inglés se hundió el 25 de mayo. Entró en combate con el fin de atraer aviones para derribarlos, pero fue alcanzado por tres bombas. El barco se hundió en 20 minutos y fue una gran pérdida para los británicos.