El este de Ucrania golpeado con bombardeos de artillería y las fuerzas rusas abren fuego contra una escuela con bombardeos cerca del aeropuerto de Donetsk

0
824

El este de Ucrania fue atacado con bombardeos de artillería y las fuerzas rusas abren fuego contra una escuela con bombardeos cerca del aeropuerto de Donetsk Las fuerzas rusas abrieron fuego contra el pueblo de Luhansk este jueves 17 de febrero y se escucharon bombardeos de artillería cerca del aeropuerto de Donetsk.

También el pueblo de Elenovka en la provincia de Donetsk ha sido bombardeado, ambas son áreas controladas por rebeldes respaldados por Rusia.

Tanto los rebeldes respaldados por Rusia como las fuerzas gubernamentales ucranianas se acusaron mutuamente de violar los acuerdos de alto el fuego el jueves.

Los medios de comunicación estatales rusos informaron que Ucrania “disparó proyectiles de mortero y granadas contra cuatro localidades de la República Popular de Lugansk”.

Sin embargo, el ejército de Ucrania dijo: “Con particular cinismo, las tropas de ocupación rusas bombardearon la aldea de Stanytsa Lugansk en la región de Luhansk.

“Como resultado del uso de armas de artillería pesada por parte de los terroristas, los proyectiles alcanzaron el edificio del jardín de infancia.

“Según datos preliminares, dos civiles recibieron esquirlas de proyectiles”.

Pavlo Kovalchuk, portavoz principal de las Fuerzas Armadas de Ucrania, dijo a un diario: “Hemos visto un aumento en la cantidad de bombardeos y el calibre del tamaño de los proyectiles que se utilizan, pero la situación está bajo control”.

Negó que el ejército de Ucrania haya comenzado a bombardear los territorios en disputa en poder de los separatistas respaldados por Rusia.

“Estamos siguiendo el Acuerdo de Minsk”, agregó.

La secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, condenó el ataque de las fuerzas respaldadas por Rusia.

Truss dijo: “Muy preocupado por los informes de hoy sobre una mayor agresión rusa: más de 7.000 soldados adicionales cerca de la frontera con Ucrania y un ataque de tropas prorrusas en un jardín de infancia en Ucrania.

“Gran Bretaña pidio a Rusia que retire sus tropas y dijo que todavía hay tiempo para la diplomacia y la desescalada”.

Truss criticó a Rusia por los informes de actividad militar en el Donbas por parte de Ucrania como un “intento flagrante” del gobierno ruso de fabricar pretextos para una invasión.

“Esto sale directamente del libro de jugadas del Kremlin”, agregó.

Según el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, Rusia está “profundamente preocupada” por el estallido de violencia en el este de Ucrania.

Peskov dijo que espera que Occidente hable con Kiev para evitar una mayor escalada de más ataques.

Una fuente de alto rango del gobierno ucraniano dijo a Reuters que los bombardeos de los separatistas respaldados por Rusia en la línea del frente en el este de Ucrania “se parecen mucho a una provocación”.

Testimonio de un Ucraniano durante el bombardeo