El segundo vuelo entre las Islas Malvinas y Sudamérica operará desde el 6 de noviembre

0
96

Conectará semanalmente las islas con San Pablo, en Brasil. Una vez por mes parará en Córdoba. Lo anunciaron el Gobierno isleño y la empresa Latam. Pero en el Gobierno no confirman. 

El gobierno de las Islas Malvinas primero, y la empresa Latam después, confirmaron este viernes que el segundo vuelo al continente desde las islas comenzará a operar a partir del miércoles 6 de noviembre. En la Cancillería sin embargo no quisieron confirmarlo y se manifestaron molestos por la comunicación previa y sin consulta, señalaron fuentes oficiales. 

La nueva ruta operará todos las semanas entre el aeropuerto de Guarulhos, en San Pablo (Brasil), y la Base Militar de Monte Agradable, con una escala mensual en la ciudad de Córdoba, en ambos sentidos. 

Este se sumará al que ya existe desde 1999 y que también opera Latam, en la ruta final de Punta Arenas (Chile) pasando sobre espacio aereo de la Ciudad de Río Gallegos para cambiar el rumbo a la Base Militar de Monte Agradable, todos los sábados. El segundo sábado de cada mes de ida hace escala en Río Gallegos (Santa Cruz) y vuelve por esta ciudad a Punta Arenas (Chile) el tercer sábado, lo que resulta al final. 

“El acuerdo entre Latam y Brasil para operar el segundo vuelo internacional a las Islas Malvinas ha finalizado”, comenzó diciendo el comunicado del gobierno isleño. En su momento fue el consejero Barry Elsby quien, al explicar las obras de infraestructura que se necesitan hacer ahora en la Base Militar de Monte Agradable una terminal nueva, entre otros para adaptarse a la nueva frecuencia, confirmó que el vuelo operaría la primera semana de noviembre. 

Desde que el gobierno de Mauricio Macri inició su acercamiento y deshielo con Londres, los isleños comenzaron a pedir un segundo vuelo. El comunicado conjunto de septiembre de 2016 así también lo estableció, y si bien primero hubo un acercamiento en distintas áreas, bilaterales, y en lo que hace al conflicto del Atlántico Sur (identificación de los caídos en el cementerio de Darwin junto al Comité Internacional de la Cruz Roja), la cuestión del segundo vuelo llevó su tiempo.

Los isleños por ejemplo no aceptaban Buenos Aires como escala porque señalan que “tanta cercanía” revive los tiempos de la guerra.