Gran Bretaña: temen escasez de bienes ante un “brexit” sin acuerdo

0
16

En caso de que el próximo 31 de octubre el Reino Unido salga de la UE sin un acuerdo, habría inconvenientes para responder a la demanda de alimentos, combustible y medicinas.

Una salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo podría provocar escasez de alimentos, combustible y medicinas, según desvelaron unos documentos del Gobierno británico publicados por “The Sunday Times”.

El periódico británico reveló los contenidos de la “Operación Martillo Amarillo” en la que, según la misma fuente, se exponen los escenarios más probables en caso de que el próximo 31 de octubre el Reino Unido salga de la UE sin un acuerdo.

Sin embargo, Michael Gove, el ministro encargado de los preparativos para una salida sin pacto, aseguró que estos documentos muestran “el peor escenario posible”, contradiciendo lo que expone “The Sunday Times”.

Según los informes y en relación con uno de los asuntos más complicados de la negociación del “brexit”, el Gobierno de Boris Johnson ve probable que se sitúe una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

El primer ministro instó a la UE a que excluya del acuerdo de retirada una cláusula que asegura que no se levantará una frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte, algo rechazado por Bruselas.

Además, los documentos explican también que, en la frontera entre España y Gibraltar, las personas que la crucen podrían hacer frente a retrasos de hasta cuatro horas “durante al menos varios meses”.

Esta filtración ocurre el mismo día en el que el Gobierno británico anunció que el secretario del “brexit”, Steve Barclay, firmó la orden para desligar las leyes de la Unión Europea del Reino Unido mediante la derogación de la Ley de Comunidades Europeas.

Esta ley, conocida en Reino Unido como ACT 1972, es el vehículo que permite que la regulación europea actúe directamente en el país británico.

Este rechazo a las leyes europeas tendrá efecto cuando el Reino Unido formalice la salida de la UE el próximo 31 de octubre.

Johnson ya ha mostrado su apuesta por abandonar el bloque comunitario en la fecha marcada de manera abrupta en caso de que no consiga alcanzar un acuerdo con Bruselas.