José César Arca Capitan de Corbeta

0
91

El Capitán de Navio José Cesar Arca, durante el conflicto de Malvinas, se desempeño como piloto de A4-Q Skyhawk en la Tercera Escuadrilla Aeronaval.

El día 21 de Mayo de 1982 despegaron 2 escuadrillas de 3 aviones cada una con el objetivo de destruir una fragata ubicada en el estrecho de San Carlos, la misma proporcionaba protección al desembarco ingles.

La primer escuadrilla en despegar fue la integrada por el Cap. Phillipi, el Tte. Marquez y Arca. Debieron partir con un mínimo de combustible para realizar la misión. En camino al objetivo les ordenan que regresen ya que habian 10 harrier protegiendo el desembarco, aún así juntaron valor y continuaron para cumplir con su misión.

Localizan a la fragata HMS Ardent y la atacan, logrando impactar 2 bombas MK-82 Snakeye en su popa.
Durante el escape son interceptados por una sección de Harrier. En este combate se debe eyectar el Cap. Philipi luego de ser alcanzado por un misil. El Tte. Marquez muere al explotar su avión a causa de los impactos recibidos.

El Cap. Arca es alcanzado en 10 oportunidades por el cañon de 30 mm de un Harrier a pesar de sus maniobras evasivas. Finalmente el harrier abandona el combate por falta de combustible y munición. Arca decide aterrizar en Puerto Argentino. Una vez sobre el aeropuerto le avisan que su tren de aterrizaje derecho no existia y le ordenan eyectarse en las cercanias.

Afortunadamente la eyección se produce sin problemas, sin embargo cae sobre el embravecido y helado mar. Un Helicoptero del Ejercito Argentino acudió para rescatarlo. Arca estuvo más de 30 min luchando para trepar al helicoptero (que no tenia equipamiento de rescate). Finalmente en una maniobra de gran peligrosidad y pericia el piloto mete en el agua el patin de su helicoptero y allí Arca logra colgarse del mismo y es llevado a tierra firme.

Casco del Capitán de Corbeta José César Arca, de la 3era Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque.

Participó en el hundimiento del HMS Ardent (F184) el 22 de mayo de 1982.

Arca sobrevivió a la guerra y se retiró de la Armada Argentina después de muchos años de servicio.