La Defensa Argentina en el futuro próximo. Los planes de adquisición del Ejército: blindados 8×8, helicopteros, defensa antiarea

0
173
El Jefe de Gabinete del gobierno argentino, Santiago Cafiero, presento; en el Congreso Nacional la programación prevista para la cartera de Defensa para el periodo 2021-2023

Ha sido la primera presentación de la nueva administración del presidente Alberto Fernandez. Como es sabido, el presupuesto nacional ha sufrido modificaciones enormes debido a la crisis sanitaria y se efectuó una prórroga del mismo que proviene de la administración Macri. El gobierno de Alberto Fernandez ya había presentado en las cámaras un proyecto denominado FONDEF, que por medio del uso de un porcentaje del presupuesto nacional lograría obtener recursos mínimos que permitan un cierto nivel de recuperación de capacidades militares.

El Ministerio de Defensa ha detallado ahora la demanda preliminar conjunta de inversiones priorizadas de las Fuerzas Armadas argentinas para el periodo 2021 -2023, si bien todo todos ello se encuentra sujeto a aprobación del presupuesto que oportunamente deberá tratar el Congreso Nacional. A continuación, abordamos los proyectos para el Ejército:

De acuerdo a lo dispuesto en los sucesivos Ciclos de Planeamiento de la Defensa Nacional, sujetos a lo determinado en el Decreto 1.729/07 y concretados en el Plan de Capacidades Militares (PLANCAMIL), los proyectos de equipamiento prioritarios de la Fuerza son los siguientes:

1. Estratégicos:
 
a)Adquisición y renovación de helicópteros medianos y de montaña. Estos proyectos se desarrollan a fin de alcanzar los requeridos estándares de operatividad y seguridad aérea. Esas aeronaves permitirán realizar operaciones de protección civil incluyendo apoyo a la comunidad, asistencia y ayuda humanitaria (apoyo sanitario, abastecimiento aéreo y lucha contra el fuego, entre otras).
 
b)Incorporación de Vehículos de Combate Blindados a Rueda (VCBR 8X8). Dicho proyecto es de particular interés para el Ejército Argentino, ya que permite el desarrollo de una nueva capacidad y significa un salto cualitativo para el transporte de personal, y en la posibilidad de proyectar fuerzas ante un requerimiento de la Organización de las Naciones Unidas (incluido en el equipamiento de la Fuerza de Tareas Cruz del Sur). Consiste en la transformación de la Brigada Mecanizada X (integrante de la Fuerza de Intervención Rápida, priorizada en el PLANCAMIL) en una Brigada Mecanizada a Rueda, mediante la incorporación de vehículos blindados 8X8 de diferente tipo y prestación, conformando una “familia de vehículos”, ya que sobre un mismo chasis y similar batea se configuran distintos modelos para satisfacer las diferentes necesidades tácticas; a saber: vehículos de transporte de personal, de combate de infantería, ambulancia, puesto comando, caza tanques, de apertura de brechas, recuperador, etc. Por el momento las dos opciones elegidas son el M1126 Stryker y el vehículo de la firma china NORINCO VN-1 o en sus versiones más avanzadas.
 
c)Modernización del Tanque Argentino Mediano (versión TAM 2C
). Este proyecto se enmarca en la Decisión Administrativa del Jefe de Gabinete de Ministros 931/15, que aprueba el Convenio de Implementación para la Modernización y Actualización de 74 unidades del Tanque Argentino Mediano (TAM). Dicha medida busca salvaguardar un núcleo de vehículos blindados acorde con las necesidades de la futura modernización de una Brigada completa.
 
Otros proyectos prioritarios:
 
a)Renovación de vehículos de campaña y de guarnición. Actualmente el Ejército Argentino dispone de vehículos de guarnición de variadas líneas y marcas que cumplen diferentes propósitos: ambulancias, colectivos, camionetas, camiones, etc. Una adecuada y constante renovación de este parque automotor permitirá realizar con eficacia las misiones de apoyo a la comunidad, como las que actualmente se ven, con la contribución a mitigar los efectos de la pandemia Covid-19.
 
b)Actualización del Sistema de Comunicaciones de Campaña y Fijo. Alcanzar un nivel de capacidad de Comando y Control de la Fuerza, tanto específico como conjunto, que permita mantener el ejercicio de la conducción en todos los niveles, facilitando los enlaces a través de redes integradas y con capacidad de transferencia de datos. Las facilidades tecnológicas deben estar lo suficientemente actualizadas como para permitir la interoperabilidad en acciones o ejercicios combinados regionales. A su vez la inclusión del equipamiento adecuado permitirá implementar la seguridad para la ciberdefensa.
 
c)Recuperación de capacidades de Defensa Antiaérea. Adquirir un sistema de misiles portátiles antiaéreos tipo RBS-70, es elemental para brindar una cobertura inicial a los medios y fracciones prioritarias y de mayor alistamiento de la Fuerza. Se enmarca también en una necesidad básica que tiene trascendentales implicancias operacionales y de protección de instalaciones críticas o eventos locales de relevancia internacional.
 
d)Abastecimiento y dotación de equipo básico (SEMIL).Proveer el uniforme, correaje y armamento individual. El adiestramiento y la disponibilidad de las fracciones operacionales depende directamente de la provisión del equipo básico y de la posibilidad de ejecutar el adiestramiento elemental para lo cual se debe contar con los insumos esenciales que permiten dicha capacitación como es la munición y el combustible.
 
e)Recepción de radares, sensores y dispositivos de vigilancia terrestre. Incrementar las condiciones de alerta física y táctica mediante la utilización de medios tecnológicos que amplíen el control abarcando el espectro multidimensional y economizando recursos humanos. La utilización de visores nocturnos y sistemas de seguridad electrónica como radares 3D, sensores electro-ópticos giro-estabilizados, equipos optrónicos, etc., permiten la detección temprana de amenazas y el ejercicio de una defensa activa.
 
f)Modernización del sistema de Ingenieros. Potenciar el conjunto de actividades de apoyo de combate que brindan las unidades de Ingenieros multiplicando su impacto en actividades duales, tanto de desarrollo nacional como de apoyo en emergencias.
 
g)Incorporación de módulos habitacionales y sistemas de instalaciones de campaña. Asegurar la supervivencia de las fracciones en entornos extremos mediante la provisión de carpas, contenedores, sistemas de construcción de refugios y abrigos; incluidos los sistemas eléctricos, de climatización y los servicios de alimentación y sanitarios correspondientes. Dichas facilidades fortalecen la capacitación de las fracciones, permiten su empleo todo tiempo y su aplicación en contextos de crisis.
 
h)Equipamiento y abastecimiento de efectos e insumos biomédicos. Dotar de equipamiento a los once hospitales militares fijos que dispone la Fuerza, sumados a los reubicables. Permitir complementariamente, apoyar a la comunidad a través de campañas de vacunación y prestaciones varias, sobre todo en lugares remotos y de difícil acceso.
 
Reposición de un sistema de Defensa Antitanque. Continuar con el completamiento de la cobertura en las distintas distancias tácticas para otorgar inicialmente protección primaria a los elementos no blindados y a instalaciones de alto valor como los lanzadores Carl Gustav M4.

M1126 Stryker
NORINCO VN-1