Las Islas Malvinas tendrán su puerto de aguas profundas

0
98

El gobierno de ocupación ilegal de las islas ya ha optado por una empresa constructora inglesa para renovar su terminal portuaria en Puerto Argentino haciéndola más eficiente para la industria pesquera, petrolera y el turismo. El proyecto forma parte del Plan de desarrollo 2018-2022.

La construcción de un puerto de aguas profundas forma parte de los objetivos trazados por la legislatura del gobierno de ocupación ilegal de las Islas Malvinas para el período 2018 -2022 que incluyen, además de inversiones en infraestructura, estrategias de desarrollo en materia pesquera, hidrocarburífera, turística y de medio ambiente. La obra implica la construcción de un centro logístico que reemplace el actual FIPASS en Puerto Argentino y esperan con ello contribuir al desarrollo de económico de las islas.

El “Plan para las Islas” que formuló en 2018 el gobierno de ocupación comienza a materializarse en el campo del mejoramiento de infraestructura y transporte. Como parte de esos objetivos se estableció desarrollar “nuevas instalaciones portuarias para apoyar la futura expansión de nuestras industrias y avanzar con los planes con el Ministerio de Defensa para el futuro del muelle Mare Harbour”. También la creación “de un centro naviero y de vínculos internacionales en el sector, los que son vitales para el crecimiento económico de las Islas Malvinas”, indican en el documento.

En ese contexto  comenzaron hace dos años a trabajar en los pliegos de licitación y finalmente la semana pasada se decidió que será BAM Nuttall Ltd la encargada de ejecutar el proyecto, según informó la agencia Mercopress. Está previsto que el contrato sea firmado a fines de marzo.

El jefe Ejecutivo de las Islas, Barry Rowlands, indicó que este puerto representa un activo indispensable en respaldo de la economía y que será clave “para facilitar el futuro crecimiento económico de las Islas Malvinas”. Por su parte el legislador Barry Elsby informó a ese mismo medio que durante los últimos veinte años se han realizado estudios sobre las mejores opciones para la construcción del puerto y que la decisión de comenzar con las obras cumple con los objetivos de desarrollo para las islas planteados en el Plan.

El proyecto cuenta con tres etapas, en la primera de las cuales se realizarán relevamientos, estudios de demanda y un diseño de concepto que será revisado por el gobierno de ocupación ilegal con aprobación de costos y cronograma de actividades. En la segunda fase se realizará un diseño detallado para luego pasar a la tercera fase en la que comenzará la construcción. Una vez concluidas las obras y las actividades del FIPASS serán transferidas al nuevo puerto, asegurando que en ningún momento se vean interrumpidas las operaciones portuarias.

Los funcionarios de las islas aseguran que el nuevo puerto ofrecerá beneficios para los usuarios de sectores claves como la pesca, que hoy representa casi el 90% de su PBI; pero además, esta nueva terminal es una apuesta a futuro para atender la demanda de logística que creen demandará la industria hidrocarburífera.

Mientras las Islas consolidan su expansión económica desde la orilla del Mar Argentino, el gobierno busca reactivar el reclamo por la soberanía sobre las islas, buscando alianzas con Rusia, poniendo como representante ante la COPLA al secretario de Malvinas, Daniel Filmus e intentando que la ONU obligue a los británicos a discutir la descolonización de manera pacífica.

Filmus ha manifestado en diversos medios nacionales e internacionales que el Brexit se presenta como una oportunidad para avanzar en el objetivo nacional y considera que la postura de Europa frente a los denominados territorios de ultramar británicos podría cambiar.

Sin embargo los funcionarios europeos parecen más preocupados por llegar a un acuerdo que los beneficie en materia pesquera que en cuestionarles las colonias al Reino Unido.

En ese contexto el gobierno de ocupación apuesta a mejorar la oferta para los pesqueros europeos que, año tras año, llegan a las islas para explotar los recursos naturales del Mar Argentino y de las aguas internacionales del Atlántico Sur.