Llegan los Soldados y Civiles Argentinos a Montevideo

0
164

14 de Mayo de 1982, los 188 soldados y civiles argentinos que se rindieron en las Georgia del Sur son entregados a la Cruz Roja Internacional en la Isla Ascensión y luego trasladados a Montevideo en Uruguay.

Sin embargo, uno de los soldados argentinos no fue entregado. El capitán de corbeta Alfredo Astiz era buscado para ser interrogado por las autoridades suecas y francesas. Conocido como El Ángel Rubio del la Muerte o, el Ángel Rubio de la Muerte, fue un oficial de inteligencia durante la ultima dictadura militar de Argentina que duró de 1976 a 1983. Fue miembro del Grupo de Trabajo 3.3.2 que estuvo implicado en la detención, tortura y asesinato de más de 5000 presos políticos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Estuvo directamente implicado en el secuestro de doce activistas de derechos humanos y dos monjas francesas en 1977, ninguno de los cuales fue visto con vida fuera de la detención de nuevo.

Alfredo Astiz en las Georgias del Sur

El Reino Unido no creía tener los fundamentos legales, en virtud de la Convención de Ginebra, para entregarlo a Suecia o Francia y, por lo tanto, fue entrevistado en el Reino Unido mientras estaba detenido en el Cuartel de la Policía Militar Real de Roussillon en Chichester, por un Superintendente Jefe de Detectives. de la policía de Sussex. Se negó a responder cualquier pregunta. Creyendo que no tenían motivos para detener o enjuiciar, el Reino Unido lo repatrió a Argentina más tarde en 1982.

En 1986 y 1987, Argentina aprobó leyes de “Perdón”, otorgando efectivamente amnistía a los involucrados en la ultima dictadura militar.

En 1990, fue condenado en rebeldía en Francia por su participación en el asesinato de las dos monjas francesas.

En 2005, la Corte Suprema argentina dictaminó que las leyes de Indulto aprobadas unos 20 años antes eran inconstitucionales y se reabrieron los casos de ‘desaparecidos’. Astiz fue detenido por cargos de secuestro, tortura y posterior asesinato. Fue declarado culpable de Crímenes de Lesa Humanidad en 2011 y condenado a cadena perpetua. Permanece internado hasta el día de hoy. En la Isla Ascensión, los dos Buques de Desembarco (LSL), RFA Sir Tristram y RFA Sir Bedivere, parten hacia el Atlántico Sur.

En este dia también partieron de la Isla Ascensión cinco barcos del 11º Escuadrón de Contramedidas de Minas, HMS Upton, HMS Wotton, HMS Bickington, HMS Soberton y HMS Bildeston. Estos barcos eran en realidad cinco arrastreros de aguas profundas requisados ​​de las flotas pesqueras en Hull, llamados Cordella, Farnella, Junella, Northella y Pict, respectivamente, que habían sido encargados apresuradamente en la Royal Navy. Fueron equipados con equipos rudimentarios de contramedidas de minas y tripulados por las compañías de barcos de los MCMV de clase Ton mayores e inadecuados con base en Rosyth. Durante el curso del conflicto, el escuadrón limpiaría 10 minas marinas.