Mondelez International

0
107

Mondelēz International, Inc. ​ es un conglomerado multinacional estadounidense dedicado a las industrias de la confitería, alimentación y bebidas, con sede en Deerfield, Illinois, Chicago,​ que emplea a unas 100.000 personas en todo el mundo. Está integrada por las marcas globales de alimentos de la antigua Kraft Foods, a la que sucedió en 2012.

Mondelēz gestiona marcas de snacks muy conocidas en todo el mundo, incluyendo galletas dulces y saladas, como Oreo, Chips Ahoy!, TUC, Belvita, Triscuit, Club Social y Barni; chocolates como Milka, Côte d’Or, Toblerone, Shot y Cadbury Dairy Milk y chicles y golosinas como Trident, Chiclets, Halls, Stride y Cadbury.

La empresa se compone de las marcas globales de la antigua Kraft Foods Inc. después de la escisión de sus operaciones de alimentos de América del Norte, donde sigue operando bajo esta marca, en octubre de 2012. La cartera de Mondelēz incluye varias marcas multimillonarias como Cadbury, Milka, Jacobs, Toblerone, Nabisco, Oreo, Tang y Trident. La compañía tiene un ingreso anual de alrededor de $ 30 mil millones y opera en aproximadamente 165 países.

Mondelēz International continúa el exitoso legado construido por Kraft Foods. La historia de cómo se convirtió Kraft Foods en la empresa de alimentos más rentable del mundo se inició en 1767. Kraft fue erigida sobre la iniciativa y la creatividad de verdaderos pioneros en el arte de satisfacer los gustos de la vida, que crearon marcas globales como Suchard, Milka, Oreo, Royal, Philadelphia, Tang, Clight, Ritz, Club Social y Lacta.

A este selecto club de creadores de reconocidos alimentos, que hoy forman parte de la familia Mondelēz International, se sumó el aporte de familias argentinas pioneras e innovadoras que levantaron empresas como Terrabusi, Canale, Mayco y Capri, los que popularizaron marcas como Tita, Rhodesia, Express, Cerealitas, Melba, Duquesa, Manón, Bay Biscuit y las Variedad. Todos ellos, productos asociados a imágenes que forman parte de la memoria colectiva del ser argentino.

Los hermanos Ambrosio, Felipe y Julio Terrabusi llegaron a la Argentina, procedentes de Italia a fines del siglo XIX. En 1911 fundaron Terrabusi Hnos. sobre la calle Sadi Carnot 217 (hoy Mario Bravo). Con 25 operarios que producían 5 toneladas de bizcochos y galletas en forma artesanal por mes. En 1919, se mudaron a la planta de San José 1060 y, finalmente, en 1963 construyeron el Establecimiento Modelo Terrabusi en Pacheco, actual sede de Mondelēz International en Argentina.

La historia de Canale se remonta a 1875, cuando don José Canale comenzó a elaborar productos panificados y pasteles. En la década de 1910, la empresa construyó una planta industrial en la Avenida Martín García, frente al porteño Parque Lezama. A partir de la Segunda Guerra Mundial, Canale desarrolló un fuerte proceso de expansión hacia otras categorías de productos como fideos, galletitas, harinas y envases de lata.

Las otras tres empresas nacionales que se integraron son  Mayco, Capri y Alimentos Especiales. Mayco fue fundada en 1952 y contaba con una planta de panificación en Florida, provincia de Buenos Aires de 4.400 m2. En 1960 Mayco se orientó al mercado de galletitas marineras y luego se especializó en productos asociados con la salud y el bienestar, con galletitas sin sal, salvado, avena, soja, sémola y, en general, de productos light y sin colesterol.

Por su parte, en 1956 Capri inició sus actividades con la producción de tortas y budines. Con el tiempo apostó a la producción de vainillas, convirtiéndose en el líder del mercado para esa categoría. Asimismo, la empresa fue ganando en competitividad a partir de la automatización de su producción en una nueva planta de Pilar.

La llegada de los jugos en polvo con sabor a fruta se inició con el licenciamiento de la marca a Alimentos Argentinos, que se instaló en Buenos Aires, para luego mudarse a Villa Mercedes, San Luis, donde cambió por la denominación Alimentos Especiales Sociedad Anónima. Actualmente  la planta industrial sigue operando para la producción de las líneas Tang, Clight y Royal.

Dos americanos que hicieron pie en Argentina

La historia de Nabisco comienza hace más de 200 años, en 1792, en un pequeño pueblo de Boston donde John Pearson creó el primer comercio de venta de bizcochos y galletas en Estados Unidos. Con el correr de los años, se une a una docena de firmas similares y crean la National Biscuit Company, el responsable de esta unión fue Adolphus V. Green, un brillante abogado de Chicago quien asesoraba a varias panaderías. No solo tuvo la idea de unir estos negocios, fue también el pionero en packaging y promoción.

En Argentina uno de los productos más conocidos es el polvo para hornear Royal. Su origen se remonta a 1863 cuando en Fort Wayne, estado de Indiana, los farmacéuticos Thomas Biddle y James Hoaglkand mezclaron bicarbonato de sodio y cremor tártaro. Otra de las empresas que se unió fue la fábrica de levadura Fleischmann creada por un joven austríaco, Charles Fleischmann.

En 1981, Nabisco desembarcó en Argentina tras la fusión con Standars Internacional, empresa que representaba en el país a Fleischmann Argentina (Royal). El establecimiento Modelo Terrabusi fue adquirido en 1994. En 1996 se incorporan a Nabisco Royal Argentina Inc. las empresas Mayco, Capri y Vizzolini.

En la Argentina, Kraft llegó a comienzos del ’90, luego de la compra de Suchard. La categoría donde alcanzó un fuerte liderazgo fue en los jugos en polvo, adquiriendo su anterior licenciatario Alimentos Especiales en 1992, relanzando Tang y con la introducción de Clight en el mercado local a partir de 1995.

En 1990, Kraft se fusionó con Jacobs Suchard, dando origen a Kraft Foods Internacional. En 2001 se integró con Nabisco y la empresa alcanzó una posición de liderazgo mundial en la industria de los alimentos.

Actualmente, Mondelez lleva atraviesas sus primeros años de vida, extiendo la exitosa historia construida por Kraft Foods, logrando posicionarse como uno de los líderes de productos alimenticios de consumo masivo, caracterizados por su calidad, seguridad y por ser la primera opción de los consumidores argentinos.