Proyecto Sistema de Armas Remoto, una solución local para las necesidades de las FFAA

0
62

Lejos de lo que otrora fuera un rubro pujante, la industria nacional para la defensa ha sufrido las constantes penurias económicas que han atravesado y atraviesan las FFAA Argentinas. Pese a que la situación mencionada significó la desaparición de gran parte del tejido industrial y el éxodo de personal altamente capacitado, esto no ha impedido que aún se sigan desarrollando proyectos, tanto en el ámbito público como privado, con un alto componente tecnológico.

Un ejemplo de iniciativa privada lo constituye el proyecto SAR, Sistema de Armas Remoto, perteneciente a la empresa cordobesa FixView. El SAR constituye una solución local a las populares estaciones remotas de armamento, sistema ampliamente difundido en muchas Fuerzas Armadas extranjeras y que vieran su boom comercial en la última década.

El SAR consiste en una torreta estabilizada de tipo overhead (montada sobre el techo del vehículo), capaz de montar distintos tipos de ametralladoras o un lanzagranadas automático de 40mm. El Sistema cuenta además con un avanzado módulo electro-óptico giroestabilizado que le permite realizar tiro de precisión en movimiento bajo distintas condiciones de luz, siendo operado desde el interior de un vehículo a través de una estación de comando.

Etapa de desarrollo.

En base a su experiencia en la fabricación de plataformas estabilizadas integradas con sistemas ópticos y software de control, FixView diagramó en detalle el año 2015 un proyecto inicial para ser ofrecido al Ministerio de Defensa y a las Fuerzas Armadas, y el mismo estaba constituido por dos etapas:

– El desarrollo de un Modelo de Evaluación Tecnológico, el cual consiste en: Torreta giro-estabilizada de dos ejes, módulo EO simplificado con cámara de espectro visible e interfaz con el arma. Capacidad para operar una ametralladora 7,62mm y ser montado en un VLEGA Gaucho.

Desarrollo posterior del Prototipo Avanzado: Torreta giro-estabilizada de 4 ejes, módulo EO de alta precisión, estación de disparo interna (panel de control, joystick y soporte retráctil) e interfaz del arma. Montado en un vehículo blindado M-113.

Entrando en mayor detalle, podemos mencionar que el módulo electro-óptico giroestabilizado se encuentra desacoplado de los ejes de movimiento del arma, aislando los efectos de la misma y garantizando al operador la capacidad de mantener adquirido el blanco. El conjunto de sensores otorga al SAR la capacidad de adquirir objetivos en distintas condiciones de terreno, de luz y meteorología, así como la corrección de disparo por cálculo balístico en forma automática.

El Módulo EO está compuesto por:

– Sensor EO HD: 1/3″ CCD 1280 x 720p; Sensibilidad 0.5 Lux; Zoom 30x óptico; FOV wide 60° / narrow 2°.

– Sensor IR: MWIR 640 x 480; Zoom 15x óptico; FOV wide 30° / narrow 2°

– Telémetro láser

La estación de comando, montada en el interior de vehículo y de tipo rebatible, permite mantener el contacto visual con el blanco a través de un monitor. El operador dispone de un panel de operaciones que le da acceso a todas las funciones del sistema. La estación está constituida por:

– Pantalla que presenta las imágenes capturadas por el módulo EO y la telemetría/datos asociados a las aplicaciones.

– Joystick para movimiento de torreta, ajustes de sensores y disparo del arma

– Software de control y visualización

– Software de video-tracking (seguimiento de blanco en movimiento)

– Software de corrección balística (ajuste de la posición del armamento en función de las variables de distancia y condiciones ambientales)

La Interfaz con el Arma la conforma el conjunto mecánico portante e incluye el sistema electromecánico de disparo, de rearme y el sistema pasivo de atenuación de la fuerza de retroceso.

Las características de la torreta perteneciente al Prototipo Avanzado son las siguientes:

Peso: menos a 100kg (no incluye armamento ni munición)

Elevación: -20°/+70°

Acimut: 360° continuo

Velocidad Angular máx: 120°/segundo

Estabilidad Dinámica de Línea de Mira: <2mrad.

Compatible con ametralladoras ligeras/medias/pesadas y lanzagranadas automático de 40mm.

El proyecto incluía la participación activa del Ministerio de Defensa para algunas tareas específicas (relevamiento, modelización, diseño mecánicos, pruebas y ensayos, fabricación de parte mecánicas), a través de Fabricaciones Militares, CITEDEF, y del Ejército Argentino. La fuerza pondría a disposición el armamento, munición y los vehículos Gaucho y M-113.

De haberse concretado el Proyecto SAR, el mismo hubiera resultado en la entrega del Modelo de Evaluación Tecnológico y el Prototipo Avanzado, sumado a toda la ingeniería al detalle y documentación asociada. Pese a que el Proyecto fue presentado en contadas ocasiones (tanto a esta administración como a la anterior) y a un interés inicial por parte del Ejército Argentino, el mismo perdió impulso hasta su total paralización (etapa inicial, sin llegar a la fabricación de las torretas)

Conclusiones.

En el actual contexto económico, donde el presupuesto siempre es acotado y la disponibilidad de divisas extranjera se ha reducido al mínimo, el Ministerio de Defensa, Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad deberían abrirse a la posibilidad de que la industria nacional sea la que satisfaga algunos de sus requerimientos materiales. El caso del Proyecto SAR es uno de ellos. El apoyo a este tipo de iniciativas locales (por mencionar otro ejemplo, el MUGAP de Fabricaciones Militares) implica dar un espaldarazo al desarrollo de la industria y tecnologías nacionales, y a todos los recursos humanos que hay por detrás.

De haberse adoptado el SAR, el mismo otorgaría a los blindados M-113 pertenecientes a las unidades Mecanizadas de capacidades muy superiores a las que cuentan actualmente, teniendo a disposición localmente el apoyo logístico y soporte técnico necesario. También pudo haber sido una opción para equipar al por ahora non-nato VCBR 8×8. Y dentro de la siempre presente dualidad, una versión ligera del SAR (o una variante de su módulo EO) podría dotar a los VLEGA Gaucho o HMMWV de las unidades de Exploración para ser desplegados en apoyo al recientemente lanzado Operativo Integración Norte. Incluso,  siendo más ambiciosos, una variante navalizada podría dotar a algunas de las unidades de la flota de mar asi como patrulleras fluviales de la Prefectura Naval Argentina.